Tarot de la Luz

domingo, 5 de enero de 2014

V: Nosotras poh.

Para la navidad con mi hermana nos pusimos en una feria en la avenida Italia, la suscrita a leer el Tarot por supuesto, y mi hermana a vender sus joyas (pintadas a mano y consagradas) que pueden ver acá. Al lado nuestro había una lola linda que vive en Bali, y vendía artesanía de por allá y latinoamericana también. Puras cosas hermosas.

En los tiempos muertos que una tiene en estas ferias (nadie sale a vitrinear a la hora de más calor y se pone leeeenta la tarde) me puse a conversar con ella, de su visión de Chile y de los Círculos de Mujeres y custiones así. Me comentó que se sentía muy feliz del cambio que ella ve en las mismas mujeres chilenas, sobre todo porque hemos sido muy maltratadas por la sociedad machista, o algo así fue la frase.

Espero que todas las que me leen estén de acuerdo conmigo que la sociedad machista la hacemos nosotras, las mujeres. (La que no esté de acuerdo me dice). Igual para mí es fácil porque tengo una mujer de hija y como en esta casa se funciona como clan -según yo, no cacho lo que opina mi hombrón respecto a este adjetivo-, cuando hay loza que lavar se lava, si hay que barrer se barre y da lo mismo (gueno, ni tanto porque igual reclamo) si lo hago yo o su papá.

Del machismo como tal me di cuenta como a los 13 años, cuando no recuerdo quien me prestó un libro sobre la historia de las feministas en el mundo. Entonces caché que el hombre, sólo por el hecho de tener pene es superior y puede hacer cosas que si yo las hago se ven feas: fumar en la calle, pololear con todos los que me gustaban, llegar tarde, andar tarde en la calle, reírme a mandíbula batiente, decir lo que pienso en forma honesta, tener sexo, sentarme con las piernas abiertas, entre otras custiones que ahora no recuerdo tan bien.

Por suerte las cosas han cambiado su resto y veo que la cosa se ha ido relajando, aunque a veces tengo la impresión que la mujer se va al chancho con el lado masculino y que el hombre no sabe que hacer, porque no le enseñaron a manejar sus emociones y si la lola que tiene al lado le dice que se siente insatisfecha él piensa que es una malagradecida porque tiene lavadora y auto y juguera y como no se trata de eso la relación comienza a quebrarse, pero esto es tema para otra entrada.

Lo que quiero decir es que al ser las mujeres las que formamos la sociedad machista, sí nos dañamos las unas a las otras. ¿Quienes son las que tildan de maracas a otra mujer? Nosotras poh. ¿Quienes son las que tratan de mala madre y jamás dicen "que es un mal padre"? Nosotras poh. ¿Quienes le levantan el marido/pololo a la mejor amiga sin tener un mínimo de lealtad por el género? Nosotras poh.

Suena harto tarado que las mujeres nos tratemos mal a nosotras mismas, ¿no encuentran? Les pongo un ejemplo: el sábado pasado fuimos a una piscina pública, donde aprovecho de mirar los comportamientos de hombres y mujeres, cosa que hago del año pasado. Los varones, todos con traje de baño. Algunos delgados, otros con las guatas gigantes (onda pa cuando los perritos). ¿Las mujeres? Tapadas la mayoría, menos las que son delgadas y lucen sus bikinis con orgullo (y se ven harto bien) y yo, que con mis buenos kilos de sobrepeso me pongo mi traje de baño rojo y disfruto el aguita con mi hija. Acerca de los kilos que tengo ya les contaré, es una larga historia que todavía no termina. No se crean que soy la típica flaca que reclama por tres kilitos, no señor, tengo como 15, pa que vayan cachando.

¿Por qué se tapan las mujeres en las piscinas públicas? Pa que no las pelen poh, no las pelen las otras mujeres, sus amigas, sus vecinas. Las mismas que las pueden entender cuando antes que les llegue la luna (así le llamo a la menstruación, tema pa otra entrada) tienen pena porque sí, o ganas de comer chocolate; o la hinchazón y desgano que a veces nos causa el sangrado; o el desgaste de los hijos, del qué cocino mañana; o la que ya pasó por un mal amor y nos puede decir las palabras justas en ese momento de tanto dolor.

Es loco cómo nos hacemos daños a nosotras mismas. El día que entendamos que la otra no es mi competencia, sino mi complemento, será la raja. Así lo veo yo.

A ver si en la otra entrada les cuento de mi lucha contra estos kilos rebeldes que llegaron a mi vida hace un poco más de un año, con una enfermedad a cuesta y que ya los quiero de tanto que los odio.

5 comentarios:

Rocio dijo...

somos las mujeres las que criamos machistas, te encuentro razón en ese punto y en que somos bien mariconas entre nosotras, completamente de acuerdo, yo simpre me he movido en un mundo de hombres por lo que se me ocurrio estudiar, y me he dado cuenta que es lejos mucho más tóxico mientras más mujeres hay el ambiente, lamentable, pero cierto.

P. dijo...

Bienvenida!! Se te extrañaba. Yo creo que esta en nosotras hacer que la sociedad vaya cambiando, al ir enseñandole a nuestros hijos a no ser machistas y a nuestras hijas a no ser feministas enrabiadas (porque asi los hombres no nos toman en serio), sino a respetarnos mutuamente y a complementarnos... :)

Dalianais dijo...

Completamente de acuerdo, las mujeres son las que crian machistas (no me incluyo porque yo no he criado a nadie todavía) y es super difícil cambiar la visión y la acción, se nota en cosa tan sencillas como al decirle a nuestras parejas: "ayudame" a lavar la loza. como si la obligación sea nuestra, las mujeres nos caemos ahí, pero estamos cada día más conscientes creo yo

Saludos linda, que bueno que volviste

Leslie Miranda Zepeda dijo...

Wena!
De acuerdo en todo, sólo basta pensar en la diferencia entre la misma palabra en distinto género, a qué nos hace referencia MARACA? Y a que nos hace referencia MARACO? Desde el lenguaje para adelante lo estamos haciendo mal
Bacan tu regreso a las pistas
Abrazo

eme de monse dijo...

Bacán que volviste Claudia!! :D
Disiento con eso de que las mujeres criamos machistas, ya que la sociedad y la cultura ponen bastante de su parte en ello, es cosa de ver a las mujeres que luchan por que sus hij@s no sigan con los mismos roles de género que nos imponen, pero que finalmente en el colegio, a través de la tv, etc. terminan asumiendo igual.
creo que es la sociedad la que forma machistas, darle la responsabilidad a la mujer es confirmar su figura de 'maldad', la fruto del mal jajaja. porque si las mujeres somos así entre nosotras es porque eso nos han enseñado, y cuando nos damos cuenta tratamos de revertirlo, pero eso cuesta porque venimos con ese chip de la competencia mujeril.

Saludos!! espero más entradas! eh! eh! eh!